23 junio, 2024

Conoce a Rodrigo Molina, fundador de Romeo Mike y toda una vida en el aire.

Instrucciones de vuelo

Rodrigo Molina, el visionario fundador de Romeo Mike, lleva en su corazón el amor por la aeronáutica desde hace décadas. Su impresionante carrera y dedicación en el arte de volar son un testimonio de su pasión y compromiso con el mundo de la aviación.

Nacido en 1953, Rodrigo comenzó su despegue hacia los cielos en 1971, cuando se formó como piloto en el Club Aéreo de la Universidad de Concepción mientras cursaba la carrera de Derecho en la misma universidad. Desde entonces, su fascinación por el vuelo solo ha ido en aumento.

En 1974, Rodrigo expandió sus horizontes al unirse al Club Aéreo de Chillán, donde continuó perfeccionando sus habilidades como piloto. Un año después, su trayectoria tomó un giro emocionante cuando ingresó como copiloto al curso de Avro cargo en Lan-Chile. Aunque no ejerció esta posición debido a cambios en el material de Lan-Chile, esta experiencia marcó el comienzo de su carrera en la aviación comercial.

En 1976, Molina se unió al prestigioso Club Aéreo de Santiago, donde se formó como instructor de vuelo. Su pasión por compartir su conocimiento y experiencia con otros se convirtió en una parte fundamental de su identidad como piloto.

Su dedicación a la excelencia en la instrucción de vuelo lo llevó a buscar nuevas oportunidades de crecimiento. En 1983, Rodrigo se embarcó en el curso de capacitación profesional de la Fuerza Aérea de Chile, donde obtuvo la habilitación de instructor de vuelo por instrumentos, demostrando su compromiso con la mejora continua y la maestría en su campo.

Su carrera alcanzó nuevas alturas cuando se unió nuevamente a Lan-Chile esta vez como piloto en 1985, ascendiendo eventualmente a la posición de comandante. Durante casi una década, Rodrigo desempeñó un papel crucial en la aviación comercial, llevando a pasajeros a destinos de todo el mundo con seguridad y profesionalismo.

En 1990, Rodrigo dio un paso adelante en su carrera al unirse a Ladeco, donde continuó sirviendo como comandante hasta 1999. Después de esta fecha, dedicó su tiempo y energía al desarrollo y crecimiento de Romeo Mike, una pasión que sigue impulsando hasta el día de hoy.

Su compromiso con la aviación no se limita solo a su carrera profesional; Rodrigo también es un activo miembro del Club Aéreo de Quillota, donde comparte su amor por el vuelo con otros entusiastas de la aviación.

En 2023, Rodrigo alcanzó un hito impresionante al obtener el World Record Guinness como instructor con más horas de vuelo realizando instrucción. Con más de 43.000 horas de vuelo en su haber, incluyendo más de 26,000 como instructor de vuelo, su experiencia y habilidades son insuperables.

La carrera de Rodrigo Molina es un testimonio de su dedicación, pasión y excelencia en el mundo de la aviación. Su legado perdurará en Romeo Mike y en el corazón de todos aquellos a quienes ha inspirado a alcanzar nuevas alturas en el cielo.